Transforma tu mirada en Madrid con la Blefaroplastia del Doctor Franco Góngora. Tu belleza, en las mejores manos

BLEFAROPLASTIA

La blefaroplastia es una intervención quirúrgica mediante la cual se rejuvenece la zona de los ojos. El objeto de esta cirugía es devolver al rostro un aspecto más juvenil eliminando la sensación de cansancio, consecuencia de la contracción de los músculos faciales. Mediante la blefaroplastia superior se extirpa el exceso de tejido adiposo localizado en el párpado superior y que confiere al paciente un aspecto de mirada cansada, por otro lado la blefaroplastia inferior consiente la eliminación de las bolsas de grasa localizadas debajo de los ojos mediante su eliminación parcial.

Una rinoplastia por lo tanto exige una visión de conjunto puesto que los demás elementos de tu rostro jugarán un papel fundamental en la búsqueda de la armonía de la que hablábamos.

La cirugía de blefaroplastia tiene una duración de entre 45 minutos y una hora y se realiza bajo anestesia general. Con carácter previo a la intervención el Dr. Franco te indicará la técnica mas adecuada atendiendo a tus características  y expresiones faciales. Si se trata de una blefaroplastia superior el Dr. Franco realizará una incisión en el párpado que quedará oculta en el mismo pliegue para posteriormente eliminar las posibles bolsas de grasa en caso de que sean grandes o tiendan a protruir. Por el contrario si la cirugía va a encaminada a la eliminación de las bolsas de grasa debajo de los ojos el Dr. realizará la incisión debajo del párpado inferior para extirpar parcialmente o recolocar la grasa acumulada.

Durante la sesion de preoperatorio el Dr. Franco y tu tratareis los aspectos mas importantes relativas a la  intervencion, como por ejemplo la tecnica a emplear, consejos de cara a la intervencion asi como indicaciones a seguir durante el postoperatorio. Es ademas muy importante que compartas con él todas tus dudas e inquietudes y comenteis las expectativas tras la operacion que en todo momento deben estar basadas en la informacion que recibas por parte del Dr.

En el preoperatorio el Dr. llevará a cabo una exploración de las zonas a intervenir, así como una serie de mediciones de cara a la posterior evaluación del resultado.

Por último, consumes alcohol y tabaco te recomendamos que interrumpas su consumo en las semanas previas y posteriores a la intervención puesto que el consumo de estas dos sustancias tiene efectos negativos la vascularización de la zona tratada, afectando a la recuperación y en consecuencia al resultado de la intervención.

Tras la intervención el Dr. Franco te aplicará una pomada para lubricar los ojos y te pondrá unos apósitos suaves para proteger las suturas que serán retiradas a los dos días de la intervención. No será necesario que seas hospitalizada, podrás irte a tu domicilio, el mismo día de la intervención. El postoperatorio de la blefaroplastia no suele ser incómodo ni producirse dolor tras la intervención, sin embargo el Dr. Franco te pautará analgésicos para prevenir cualquier tipo de molestia y puedas descansar, siendo muy importante que lo hagas con la cabeza levantada y aplicando de vez en cuando un compresas frías para evitar la inflamación.

Algunos pacientes pueden volver a leer y ver televisión a los dos o tres días, sin embargo lo habitual es que puedas hacer vida normal al cabo de un par de semanas.

Tras la intervención las cicatrices resultantes serán visible y tendrán el aspecto de líneas enrojecidas en el pliegue del párpado superior y bajo las pestañas del párpado inferior sin embargo podrás apreciar cómo al cabo de un mes son apenas imperceptibles.

En determinadas ocasiones tras la operación podrías experimentar un visión borrosa, pero no debes preocuparte puesto que al cabo de dos o tres semanas habrá desaparecido. Por otro lado es común padecer conjuntivitis o un hematoma subconjuntival pero ambos desaparecer con el oportuno tratamiento.

La cirugía de blefaroplastia tiene resultados altamente satisfactorios y consigue rejuvenecer la expresión de tu rostro al eliminar las bolsas y reducir las arrugas de expresión. En determinadas ocasiones esta intervención ayuda a mejorar la vista al retirar la protrusión de grasa presente en el párpado superior y que puede entorpecer la visión periférica. Los resultados suelen ser muy duraderos desapareciendo por completo y para siempre las antiestéticas bolsas de grasa de los ojos.