Cirugía de aumento de pecho en Madrid

Más que un aumento, un equilibrio

PIDE CITA CON EL DOCTOR

“No estoy a gusto con mi pecho”.

Así empiezan muchas de nuestras consultas para cirugía de aumento de pecho en Madrid.

Mujeres que llevan años condicionadas por el tamaño o forma de sus senos. Admiten caminar cabizbajas, inseguras, sufren el verano, se desesperan en las tiendas de ropa…

Evidentemente esto solo lo sabe quién lo vive.

Por eso un aumento mamario o mamoplastia de aumento no es solo “aumentar”.

Es armonizar el pecho con el resto del cuerpo. Es buscar un equilibrio, una proporción natural que mejore la silueta y con ello se reduzcan las inseguridades.

Más allá de lo físico, es liberarse.

Cirugía de aumento de pecho con prótesis mamarias

Realza y armoniza tu pecho sin vulgaridades

Bien por la estética que proporciona, bien por el beneficio emocional que produce, el aumento mamario con implantes es uno de los tratamientos que más nos solicitan.

  • Agranda el pecho. Luces un escote más bonito y una figura más estilizada.
  • Recupera el volumen si se ha perdido por embarazo, adelgazamiento o envejecimiento. Si hay mucha caída, puede ser necesaria una mastopexia.
  • Corrige asimetrías y tuberosidad. Mejora el aspecto general de la mama.
  • Da fuerza y confianza. Hay mujeres que cambian radicalmente su actitud tras la operación. Se sienten como más “completas” y seguras de sí mismas.
  • Puede mejorar la vida sexual. Aunque no todas las personas le dan igual importancia, el pecho es en general un símbolo de feminidad y sensualidad.

En Clínica FG abogamos por la naturalidad y el equilibrio.

Fíjate por ejemplo en esta foto. Resultado al año de la intervención.

Puedes apreciar un aumento discreto, nada exagerado y sin cicatrices visibles.

Cirugía de aumento de pecho antes y después

«El doctor Franco me operó en marzo de 2012 […]. Me transmitió confianza desde el primer momento […]. Salí encantada sin arrepentirme de haberme puesto en sus manos indudablemente ¡¡LAS MEJORES!! […]. Escribo esta reseña después de tanto tiempo porque estoy igual que entonces, el pecho perfecto y muy bonito sin ningún problema ni deformidad […]»

Laura Rodríguez (reseña Google)

La cirugía de aumento de pecho aporta resultados estupendos.

En pacientes con un tamaño inferior al deseado habría que distinguir 2 grupos principales:

  • Hipoplasia del desarrollo: la glándula mamaria no crece en la pubertad y el pecho queda más pequeño de lo esperado. Es la consulta más común en nuestra clínica.
  • Hipoplasia involutiva: mujeres que se les vacía la mama por lactancia o vejez, y deportistas que pierden talla por adelgazamiento.

Un tercer grupo, menos habitual, son las mamas tuberosas. Te amplío más abajo.

En asimetrías también da muy buen resultado. Cuando un seno es más grande que el otro.

Por supuesto hay mujeres que desean agrandar su pecho por el simple hecho de tenerlo más exuberante. En este sentido, es esencial recordar que si te operas debe ser por ti. No por ninguna otra persona o porque otras lo hagan (modas, redes sociales…).

Nosotros además somos partidarios de aumentos proporcionados. Mucho más naturales y con menos riesgos. Nunca realizamos cirugías que impliquen volúmenes excesivos.

El aumento mamario es una intervención muy segura.

Se puede recomendar casi al 100% de la población excepto en situaciones muy concretas de patologías o infecciones graves sistémicas. En pacientes con enfermedad autoinmune se puede realizar, aunque con mucha precaución.

En chicas muy jóvenes que no tienen las mamas aún desarrolladas tampoco se hace. Nosotros no operamos mínimo hasta los 18.

Si quieres salir de dudas, reserva una consulta y te atenderé encantado.

Pide cita con el Dr. Franco Góngora

QUIERO PEDIR CITA

La técnica más segura para agrandar el pecho

La cirugía de aumento de pecho varía según:

  • La vía de abordaje: surco submamario, areola o axila. Es donde se realiza la incisión para introducir el implante y donde queda la cicatriz. 
  • El plano de colocación, donde se coloca la prótesis: subglandular (bajo la glándula mamaria), submuscular cerrado o Dual Plane (total o parcialmente bajo el músculo pectoral) o subfascial (bajo el tejido conjuntivo que recubre el músculo).

En la imagen lo verás mejor.

Tipos de cirugía de aumento de pecho que realiza el Doctor Franco Góngora en Madrid con prótesis
Vías de abordaje y planos de colocación en cirugía de aumento de pecho con prótesis mamarias.

Cada procedimiento tiene sus pros y sus contras.

En los más de 15 años que llevo realizando aumentos mamarios he comprobado que en la mayoría de casos los mejores resultados se logran con la vía submamaria + Dual Plane.

  • Disimula mucho más la operación a la vista y la palpación. La curva inferior queda genial y la mama se comporta con mucha naturalidad cuando te tumbas o no llevas ropa. Al tacto mis pacientes destacan que son blanditas.
  • Cicatriz no visible. Queda una muy pequeñita de unos 4 cm que se confunde con el pliegue inferior del pecho.
  • Menor riesgo de contractura capsular. El Dual Plane ha mostrado ser mucho más seguro que los planos subglandular y submuscular cerrado. Lo mismo que la vía submamaria con respecto a la periareolar.
  • No afecta a la lactancia. La vía submamaria es la que menos altera la glándula mamaria. Además la prótesis no la presiona, ya que se coloca bajo el músculo. También es menos probable que cambie la sensibilidad del pezón.
  • No se deforma el implante al contraer el pectoral. Con un plano submuscular cerrado sí podría suceder y afectar a la estética del seno. Se evita con el Dual Plane.

Si bien puede haber casos concretos en los que se prefieran otros abordajes, por estos motivos la vía submamaria + Dual Plane es nuestra técnica de elección en Clínica FG.

Por supuesto, operamos en hospital con las máximas medidas de seguridad.

La cirugía dura 60-90 minutos e ingresamos una noche para mayor tranquilidad y más rápida recuperación de la paciente. Se incluye en el precio del tratamiento.

«Me hice un aumento de pecho hace 5 meses con FG y es la mejor decisión que pude tomar. Me entendió a la perfección y el resultado más natural aún que lo esperado, un pecho pequeñito acorde con mi cuerpo (antes no tenía absolutamente nada). Lo recomiendo sin duda»

R. B. (reseña Top Doctors)

En resumen son 5 pasos:

  1. Ponemos anestesia general. No te enteras de nada. Cero dolor.
  2. Abrimos una incisión de unos 4 cm en el surco submamario.
  3. Creamos el bolsillo submuscular donde ponemos la prótesis.
  4. Introducimos el implante en Dual Plane.
  5. Sutura por planos + intradérmica. No son puntos. Todo es interno y se reabsorbe. 

Me paro un segundo en el paso 3.

La principal desventaja del plano submuscular es que es más invasivo que el subglandular. Se toca el músculo, por lo que el postoperatorio puede ser algo mayor al principio.

Para minimizarlo sigo un procedimiento casi artesanal.

Durante la operación uso luz fría y un fotóforo LED para crear el bolsillo con absoluto control. Separo el tejido muscular fibra a fibra, muy suavemente y sin brusquedades.

Así disminuye mucho el dolor postoperatorio, la inflamación y el sangrado.

Te diré que en 15 años he tenido solo 2 hematomas por prótesis mamarias.

Si decides operarte, realizaremos mínimo antes:

  • Estudio preoperatorio básico. Con analítica completa de laboratorio (hemograma, bioquímica, coagulación…), radiografía de tórax y electrocardiograma.
  • Ecografía mamaria para examinar tus mamas.
  • Elección final de prótesis. Ya en la primera consulta lo habremos analizado (más abajo te explico). Tras reposarlo unos días es probable que tengas más dudas. Las resolveremos y te ayudaré a terminar de elegir la forma y tamaño del implante.

En Clínica FG te gestionamos todas las citas en el hospital. No tienes que hacer nada, solo seguir las indicaciones que te demos de cara a la intervención.

La contractura capsular es una de las complicaciones más conocidas del aumento de pecho, aunque muy poco frecuente en manos cualificadas.

Alrededor de las prótesis mamarias se forma una cápsula fibrosa. Es una respuesta completamente normal del organismo para aislarlo como cuerpo extraño que es.

El problema es que con el tiempo ese tejido fibroso puede contraerse y “apretar” el implante. Esto provocaría endurecimiento, dolor e incluso deformidad de la mama.

¿Por qué ocurre?

Bueno, cada vez hay más pruebas de que la principal causa es la contaminación de la prótesis. Durante su colocación pueden entrar bacterias, acumularse y formar un biofilm. Una “fortificación” bacteriana que infecta y facilita la contractura capsular (estudio).

¿Cómo lo prevenimos?

Evitando la contaminación del implante.

Para ello cumplimos a rajatabla las recomendaciones que dan los mayores expertos internacionales en cirugía mamaria:

1. Aplicamos profilaxis antibiótica al inducir la anestesia.
2. Evitamos la vía periareolar: ha demostrado un mayor riesgo de contractura.
3. Cubrimos el pezón con un film para que no toque con la prótesis.
4. Separamos los tejidos con extremo cuidado para minimizar el daño.
5. Controlamos el sangrado lo máximo posible.
6. Usamos Dual Plane para colocar el implante.
7. Irrigamos el bolsillo con solución antibiótica triple.
8. Cambiamos los guantes quirúrgicos antes de manipular la prótesis. Solo yo la toco y además la baño en antibiótico.
9. La introducimos con una manga estéril que la aísla de los microorganismos habituales de la piel (podrían contaminar el bolsillo).
10. Minimizamos el tiempo de contacto del implante con el ambiente.
11. Manipulamos lo mínimo necesario.
12. Suturamos por capas la incisión.
13. Si hacemos otra cirugía volvemos a poner profilaxis antibiótica.

En cuanto al uso de drenajes hay debate en la comunidad médica. Nosotros sí los usamos porque mejoran el postoperatorio y favorecen la cicatrización. Fíjate lo que dice esta paciente al respecto.

Otras posibles complicaciones tras una cirugía de aumento de pecho son:

  • Problemas con el implante: rotación, rotura, seroma, pliegues sobre la piel (rippling), mamas dinámicas (se desplaza la prótesis con ciertos movimientos), doble surco submamario, asimetría, dolor, infección o rechazo.
  • Linfoma anaplásico de células grandes. Es absolutamente extraordinario. Según la AEMPS (nota) depende del tipo de implante, la base genética y la contaminación.
  • Enfermedad asociada a implantes (Breast Implant Illness, BII). Es un cuadro con síntomas inespecíficos y autoinmunes. No hay evidencia concluyente de que las prótesis puedan causarlo. De hecho, su retirada parece aliviarlo solo si no había patología autoinmune previa. Si la había, no hay cambios (estudio).

Nuestras pacientes nunca han reportado el desarrollo de un linfoma anaplásico o BII. En cuanto a los problemas con el implante, son muy poco frecuentes.

En el apartado anterior te explico cómo evitamos la contaminación, y las prótesis que usamos luego verás que están aprobadas por la FDA por su seguridad.

Si acabas de tener un hijo, debes esperar al menos 6 meses tras el parto o la finalización de la lactancia para la mamoplastia de aumento. Básicamente para dejar que tu cuerpo se asiente a nivel estético y funcional, y para reducir posibles riesgos.

Sé paciente. Lo agradecerás.

Las primeras semanas debes tener cuidado y evitar determinados ejercicios, claro. Pero una vez que las prótesis se asientan puedes volver a practicar cualquier actividad deportiva sin problemas: crossfit, musculación, carrera…

Podría haber a lo mejor un mayor riesgo de contractura capsular si eres culturista o ejercitas el pectoral de forma continua y excesiva. Son situaciones excepcionales. Si es tu caso, tendríamos que valorar en consulta la mejor opción para ti.

El pecho tuberoso es una malformación que se hace evidente en la pubertad. Parece ser una alteración genética por la que el tejido fibroso de la mama es más rígido de lo normal. Oprime la glándula mamaria y produce su herniación, dando ese aspecto cónico tubular.

Según estudios afecta en torno a un 10% de mujeres con falta de desarrollo mamario.

En mi experiencia le sucede a más de un tercio de las pacientes que piden un aumento.

En ocasiones ni siquiera son conscientes de ello. Un pecho pequeño o asimétrico puede enmascarar una deformidad mayor, y es de radical importancia identificarla. 

No se trata igual una mama tuberosa que una no tuberosa.

  • En grados leves abordamos por vía submamaria y Dual Plane, como en el aumento simple, y aparte hacemos glandulotomía amplia. Rompemos ese tejido fibroso duro que oprime la glándula para que pueda expandirse y el seno pierda conicidad.
  • En grados severos, cuando hay mucha herniación, macroareola, caída… abordamos por vía periareolar y a veces rellenamos con grasa de la paciente (lipofilling mamario) para armonizar la mama.

El resultado es muy bonito. En Clínica FG no retocamos casi ni un 10% de los pechos tuberosos.

Hay pacientes que desean agrandar su pecho pero no llevar un implante.

Si la anatomía es favorable se puede usar grasa propia (autóloga).

  1. Se extrae de otras partes del cuerpo con liposucción.
  2. Se purifica y concentra en células madre para mejorar su calidad.
  3. Se injerta en áreas óptimas del pecho con una pequeña cánula (lipofilling). 

La grasa se obtiene normalmente de abdomen, flancos, cartucheras o cara interna del muslo. Una de las ventajas de esta técnica es que, oye, defines un poquito la figura en esas zonas donantes.

Por otro lado, al ser grasa propia no hay riesgo de rechazo. Y no llevas prótesis, por lo que te ahorras tener que revisar su estado y posibles complicaciones el resto de tu vida.

¿El resultado?

Estupendo. Muy natural al tacto.

Por contra es menos duradero que una prótesis. La grasa injertada se puede perder si adelgazas o reabsorber con el tiempo. Habría que volver a rellenar si así lo desearas.

La principal desventaja del lipofilling mamario es que la grasa disponible limita el aumento. Incluso aunque hubiese una gran cantidad, no solemos infiltrar más de 200-300 cm3 por mama. Un exceso podría provocar quistes oleosos, infección y otros problemas.

Por tanto, esta técnica es ideal para pacientes que quieren un aumento discreto.

«Me operó el Dr. José María Franco Góngora, era un aumento en mamas tuberosas complicadas. No puedo estar más contenta con el resultado, son perfectas, muy naturales. Agradecer al Dr. un trato tan cercano […], transmite muchísima seguridad al paciente en todo momento, en las revisiones y curas muy cuidadoso, mima al paciente, se toma el tiempo necesario en cada consulta. Bendita paciencia la que tuvo con las mil dudas que me surgían!! […]»

Patricia Waldorf (reseña Multiestetica)

Postoperatorio de la cirugía de aumento de pecho

8 de cada 10 pacientes dicen que no duele o muy poco

La recuperación es muy ligera y te encuentras bien en prácticamente 72 horas.

En concreto, de cada 10 de nuestras pacientes (datos aproximados):

  • 5 dicen que no duele nada.
  • 3 dicen que tienen molestias llevaderas. Pinchazos, presión, ardor, cansancio tipo resfriado, incomodidad al dormir, movimiento de brazos limitado…
  • 2 dicen que es molesto. Algunas lo refieren como unas agujetas fuertes. Se controlan muy bien con la medicación y no suelen prolongarse más de una semana.

Yo nunca sentí un dolor insoportable”.

Te animo a leer la historia de López. Detalla de principio a fin todo el proceso que siguió en nuestra clínica. Lo bueno y lo malo.

Importante: estamos disponibles por llamada y WhatsApp ante cualquier duda o problema que surja. Las pacientes disponen de un teléfono de urgencias 24/7 que yo mismo atiendo fines de semana, festivos, por la noche, a las 3 de la mañana, cuando sea.

«Aparte de su profesionalidad que está fuera de cualquier duda, destacaría el trato humano y cercano de él y de todo su equipo. El seguimiento después de la operación es inmejorable, la tranquilidad y seguridad que te aporta esto después de una intervención es muy importante»

Blanca Entrialgo (reseña Google)

Cuando despiertas de la anestesia es normal notarte más débil. Ponemos vendaje y un pequeño drenaje y dejamos una noche de ingreso en el hospital (se incluye en el precio).

Esto hace que la recuperación sea fantástica.

A las 24 horas retiramos ese vendaje y drenaje con extrema delicadeza para que no duela. Después ajustamos un sujetador especial postoperatorio (incluido también) que ayuda a mantener la forma y posición de los implantes.

Finalmente damos el alta.

No es lo habitual, pero puede ocurrir que no tengas modo de volver a casa. Si se diese el caso puedes pedir sin coste adicional un coche que te recoja en la puerta del hospital.

También lo puedes solicitar el día de la cirugía si no tienes como ir.

En líneas generales es fundamental:

  • Llevar el sujetador postoperatorio las 24 horas del día, mínimo 6 semanas, ideal 3 meses. Es tiempo suficiente para que el implante se fije al tejido y sea mucho más estable a la larga. Menos riesgo de rotación, desplazamiento, contractura, etcétera.
  • No elevar los brazos ni hacer esfuerzos o coger peso. Debes tener cuidadito, porque el resultado puede empeorar si no dejas que la prótesis se asiente bien.
  • Evitar el deporte algunas semanas, al menos el primer mes. Es esencial que escuches a tu cuerpo y que valoremos en las revisiones cómo va la cicatrización.
  • Tomar la medicación que te recete: antiinflamatorios, analgésicos…

Para controlar la evolución y resolver dudas, en Clínica FG programamos 8 revisiones

Te atiendo yo (Dr. Franco Góngora) en todas y cada una de ellas: a las 48-72 horas, a la semana, a los 15 días, a las 3 semanas, 6 semanas, 3 meses, 6 meses y 1 año.

Todas entran dentro del precio del tratamiento. Si necesitases alguna más también se incluiría, incluso aunque haya pasado más de 1 año.

En las primeras semanas las pacientes ya ven su pecho más bonito y voluminoso, pero no es el aspecto final.

Tras la cirugía la mama puede notarse rígida y tirante, la cicatriz está más marcada y hay cierta hinchazón. Esto último a veces preocupa, porque el pecho parece que ha quedado más grande de lo esperado. Hay que entender que es normal y que hay que esperar a que baje la inflamación.

Algunas mujeres refieren una mayor o menor sensibilidad en el pezón. Es temporal. En muy pocos casos es un cambio permanente.

El resultado definitivo se percibe entre los 6 y 12 meses una vez que baja la hinchazón y la cicatriz es casi inapreciable.

A partir de aquí, hay que revisarse el pecho al menos cada 3-5 años.

La gran mayoría de pacientes hacen vida razonablemente normal en 3-4 días. En 1 semana vuelven al trabajo si no supone un esfuerzo físico grande, conducen, etcétera.

Implantes duraderos con mínima probabilidad de rotura

En Clínica FG usamos solo prótesis mamarias Mentor® por su seguridad y resultados en cirugía de aumento de pecho.

Son de gel cohesivo de silicona.

Mantienen su forma con los años y son muy resistentes. El riesgo de rotura es muy bajo y, si sucediese, la cohesividad del material imposibilitaría su fuga.

Expositor de prótesis mamarias Mentor en Clínica FG

Las prótesis mamarias se clasifican según su relleno (silicona o salinas), forma (redondas, anatómicas o ergonómicas), cobertura (lisas, texturizadas o poliuretano) y perfil (bajo, moderado o alto).

El perfil es la distancia, la proyección, que “sobresale” entre el implante y la pared del pecho. Cuanto mayor es, mayor es su volumen (se mide en centímetros cúbicos, cc).

Elegir una prótesis u otra depende de los deseos y necesidades de la paciente.

Cada una es diferente y debe valorarse en consulta.

En mamas tuberosas e hipoplasia del desarrollo (pecho pequeño o ausencia total) usamos generalmente anatómicas microtexturizadas. Tienen forma de gota, similar a la del pecho natural, con más volumen en la parte inferior. Dan un escote proporcionado y discreto.

Si giraran afectarían a la estética de la mama, por eso solo usamos microtexturizadas. Se adhieren muy bien al tejido mamario, así que el riesgo de rotación, desplazamiento y rippling (ondulaciones en la piel) es mínimo.

Para pechos que quedan “vacíos” en su polo superior por lactancia o vejez (hipoplasia involutiva) usamos prótesis redondas lisas.

“No, mira, es que con las redondas voy a tener globos”.

Es cierto que realzan más el escote, pero bien elegidas dan un aspecto muy bonito y nada exagerado. Además, como son uniformes, si giran no alteran la estética de la mama.

Prótesis mamarias redondas y anatómicas.

Tipos de prótesis mamarias según su forma

Su material es de gran calidad, y no es que lo diga yo o la empresa fabricante.

Estos implantes están aprobados por la FDA (aquí puedes verlo). Es decir, se ha determinado en distintos ensayos que son seguros para realizar cirugía de aumento de pecho. Los estudios más recientes son este y este, por si quieres investigar.

Mentor® lleva desde 1969, lo cual ya de por sí demuestra la seguridad de sus productos. Muchos de los problemas de las prótesis mamarias aparecen a largo plazo.

Por otro lado, estos implantes solo contienen platino como metal. La insignificante cantidad que pudiera liberarse no representa un riesgo para la salud (estudio, nota de la FDA).

Tampoco alteran la composición de la leche materna si se está dando el pecho.

Por otra parte, esta casa ofrece:

  • Garantía vitalicia en caso de rotura. Fuese mañana o dentro de 40 años, Mentor® te da unas prótesis nuevas sin coste adicional.
  • Seguro contra riesgos. Si en los 10 primeros años tuvieras alguna complicación como contractura capsular, seroma o doble cápsula, Mentor® también te cubriría la sustitución del implante. Aparte te daría una ayuda económica.

Estos implantes son muy duraderos, pero no eternos.

Como cualquier otro material, con el tiempo pueden desgastarse y requerir un recambio en torno a los 25 años. Es posible, sobre todo en pacientes jóvenes, que haya que sustituirlas en ese tiempo.

También debes tener en cuenta que el envejecimiento, las fluctuaciones de peso, los embarazos posteriores…, pueden modificar el resultado de la intervención.

En ocasiones he operado a amigas de un mismo grupo o hermanas. Incluso gemelas.

Curiosamente, aun teniendo los mismos implantes, sus resultados son diferentes. Y al revés, con implantes muy distintos los resultados son muy parecidos.

¿Por qué?

Porque cada paciente tiene un tipo de prótesis ideal. A veces una redonda de 300 cc da un escote sutil, mientras que otras veces una de 200 cc es más exagerada (y viceversa).

Lo importante no son los números (200, 300, 400 cc…). Lo importante es: ¿qué estás buscando? ¿Cómo es tu pecho? ¿Cuáles son tus proporciones corporales?

Existe la creencia de que las prótesis redondas son mucho menos naturales. ¡Depende!

Cada persona tiene su propio “mejor implante”.

Primera consulta diagnóstica

Paciente única, cirugía única, prótesis única

Cada aumento de pecho es distinto. No hay dos iguales. 

Cada mujer tiene unas necesidades y unas condiciones muy específicas.

Si pides cita en Clínica FG (Madrid), analizaremos juntos qué intervención e implante te darían los resultados más satisfactorios.

1. Entrevista clínica

¿Qué te preocupa? ¿Qué quieres exactamente?

Debes ser muy sincera con tus deseos para que podamos ajustarnos a tus expectativas.

También te preguntaré por intervenciones anteriores, hábitos de vida, medicación que estés tomando, antecedentes médicos, etcétera.

 

2. Exploración física

¿Cómo es tu mama? ¿Qué proporciones tienes?

Comprobaré aspectos de tu pecho: medidas, elasticidad de la piel, alteraciones en la posición de la areola, diferencia en la implantación de los surcos, tuberosidad…

Estaré muy pendiente de tu anatomía: asimetrías, malformaciones del tórax, desviaciones de columna, relación de la mama con el torso…

Todo esto es imprescindible para orientar el tratamiento.

 

3. Elección de técnica e implante

Según lo que me cuentes y lo que vea en tu exploración te indicaré cuál es el procedimiento más adecuado.

En la mayoría de pacientes usamos la vía submamaria + Dual Plane por sus evidentes ventajas. No obstante, en ocasiones puede preferirse un abordaje periareolar o uno más completo que incluya glandulotomía, mastopexia u otros tratamientos.

Como sea, en la consulta te detallaré todo y resolveremos cada una de tus dudas.

En cuanto a la prótesis mamaria, cada mujer tiene una ideal en función de sus preferencias y condiciones anatómicas. Para valorarlo hacemos:

  • Simulación física. Tenemos probadores de distintos volúmenes para que compruebes vestida con qué tamaño y escote estarías más a gusto.
  • Simulación virtual (Crisalix). Creamos un modelo virtual de tu cuerpo y lo editamos (forma, talla, proyección…) para que visualices el resultado de tu cirugía sin ropa. No es 100% preciso, pero permite hacerse una idea muy clara.
  • Análisis de casos. Te muestro pacientes a las que ya he intervenido y que tenían unas proporciones similares a las tuyas.

Simulación virtual y física en primera consulta de cirugía de aumento de pecho en Madrid con el Doctor Franco Góngora
Durante tu primera consulta de cirugía de aumento de pecho en Madrid simularemos virtual (izquierda) y físicamente (derecha) los resultados de tu operación.

Insisto: cada paciente es única.

Las simulaciones te ayudarán a elegir un implante, pero nunca podemos garantizar un resultado. Es importante que te dejes asesorar para escoger el que sea más armónico y seguro para ti. 

La decisión final será tuya.

«El Dr. Franco me parece un gran profesional. Transmite confianza y seguridad. Entré muerta de miedo un día en la consulta y salí tranquila, con las ideas claras. Explica todo el procedimiento de la operación, preoperatorio y postoperatorio con claridad. Hace casi un mes que me operé y no puedo estar más contenta y agradecida. Lo recomiendo al 100% «

Ana SRG (reseña Google)

«El Dr. Franco me parece un gran profesional. Transmite confianza y seguridad. Entré muerta de miedo un día en la consulta y salí tranquila, con las ideas claras. Explica todo el procedimiento de la operación, preoperatorio y postoperatorio con claridad. Hace casi un mes que me operé y no puedo estar más contenta y agradecida. Lo recomiendo al 100% «

Ana SRG (reseña Google)

La mamoplastia de aumento se demanda a lo largo de todo el año, aunque los meses fríos de otoño e invierno suelen ser los más idóneos.

Es más fácil descansar, evitas la luz solar en la herida (puede oscurecerla), no te molesta el calor durante la recuperación y los vendajes se notan menos al ir más abrigada.

Depende mucho de cada paciente. No es lo mismo un aumento mamario simple que una corrección de mama tuberosa compleja con mastopexia y lipofilling.

El precio definitivo solo te lo puedo dar tras una valoración.

Para que te hagas una idea, es desde 6.500€ e incluye todo: prótesis, sujetador, estancia en el hospital, quirófano, gastos asociados y todas las visitas y curas necesarias.

Director médico de Clínica FG Dr. Franco Góngora, cirujano plástico especialista en mama y blefaroplastia en la localidad de Madrid

Dr. Franco Góngora. Cirujano plástico y director de Clínica FG

Especialista en mama y blefaroplastia con 20 años de experiencia. Defiendo una cirugía plástica alejada de estereotipos, basada en el equilibrio y las proporciones. Siempre desde un trato cariñoso, respetuoso y profesional.

Médico colegiado en Madrid y miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Nombrado top 3 mejor cirujano plástico de España 2023.

¿Nos vemos en consulta?

Pide cita con el Dr. Franco Góngora

Reserva hoy tu consulta de reducción mamaria en Madrid. Te damos fecha como muy tarde en 15 días.

QUIERO PEDIR CITA